El otro día en el gimnasio una chica me comentó ¡Quiero adelgazar!

Me comentó que quería perder al menos 4 kilos en un mes y quitarse el flotador, hasta aquí la típica historia de miles de personas que acuden al gimnasio para perder peso.

Hablando con ella le comenté que perder 4 kilos en un mes solamente a base de gimnasio es muy difícil y es mejor plantearse objetivos más realistas para no desanimarse o combinarlo con una dieta para bajar de peso que no fuera muy estricta.

Evidentemente el ejercicio (bien hecho) nos ayuda a perder grasa ojo he escrito grasa y no peso o kilos.

¿Por qué perdemos grasa y a lo mejor no peso?

Ya lo hemos explicado muchas veces que el objetivo de practicar ejercicios para adelgazar no es perder peso o kilos sino grasas y que estamos aumentando nuestra masa muscular la cual pesa más que la grasa.

Esta semana la misma chica me comentó toda enfadada que había aumentada de peso y le comenté que es normal pero lo más seguro habrá perdido contorno y grasa.

¿Cómo podemos saber si perdemos grasas o peso?

Hay unas básculas que miden nuestra proporción de líquidos, grasas, etc. Y si no disponemos de ninguna a nuestro alcance utiliza la cinta métrica de toda la vida para medir tu contorno y comprobar los avances.

Al final volvemos a lo mismo, si quieres adelgazar lo más efectivo es la combinación de una dieta sana y ejercicios, además de cambiar algunos hábitos como no coger el ascensor, andar más, reduce la ingesta de alcohol, beber agua, etc.

OJO, hay que ponerse unos objetivos realistas y sanos, por ejemplo perder 4 kilos en un mes si es posible pero no es sano y lo más seguro al cabo de un tiempo habrás vuelto a coger los 4 kilos o alguno más.