Los hábitos alimentarios incorrectos es la causa externa que mas influencia tiene en el acumulo de grasa en la mujer. Muchas dietas de pérdida de peso producen el efecto contrario al deseado. Se activa un mecanismo de defensa que comienza a acumular grasa de forma más eficiente descendiendo el metabolismo basal.

Evita las denominadas dietas milagrosas que prometen grandes pérdidas de peso en poco tiempo y ninguna funciona. Es mejor trazar un plan a medio y largo plazo, en el que el organismo le de tiempo a generar adaptaciones.

Después de la menopausia se producen ganancias de peso y variaciones de la distribución de la grasa. El declive de los niveles circulantes de estrógeno y progesterona modifica la biología de los adipocitos que forma que se incrementa el depósito de grasa en la zona del abdomen.

Es recomendable la practica de ejercicio físico. Largos paseos a buen ritmo y una alimentación baja engrasas saturadas. Son los factores clave.