Aquí os dejamos algunos sencillos trucos para adelgazar, para conseguir nuestro objetivo y bajar de peso muchas veces sencillamente debemos modifcar unos pequeños hábitos.

Hablar de lo que no puede comer sólo le dará más hambre. Que la comida no sea su único tema de conversación.

Al llegar a casa después de un día de trabajo procure comer algún caldo en invierno o una taza de gazpacho o similares en verano y luego una ducha. Cuando salga se olvidará de la idea de abalanzarse sobre la heladera a comer cualquier cosa sin pensar y a la hora de sentarse a cenar no tendrá tanto apetito y le será más fácil controlarse.

Libro 200 recetas para adelgazar comiendo

Si vamos a ir a algún centro comercial es mejor comer algo antes de salir de casa, de esta forma nos será más fácil no caer en la tentación de comer dulces, helados, crepes o simplemente comida rápida.

Recordad que la cervecita con las aceitunas es nuestro peor enemigo, una aceituna tiene entre ¡15 y 40 calorías!

Si buscas algunas recetas ricas pero que no engorden mira nuestra sección de comidas para adelgazar