Sabemos que la leche es un alimento muy calórico por su alto contenido en grasas.

Se ha comprobado que tiene un efecto adelgazante por su contenido en calcio. Un estudio reciente de la universidad de Copenhague ha dicho que al aumentar la ingesta de calcio en la alimentación diaria se consigue adelgazar y evitar el aumento de grasa corporal, por que puede incrementar la excreción de la grasas en la heces.

En otro estudio se ha comprobado que las personas a dieta que incluyen de 3 a 4 porciones pequeñas de lácteos a lo largo del día pierden mas peso que las que eliminan completamente los lácteos de la dieta.

Los lácteos son fundamentales para perder peso

Los lácteos son fundamentales para perder peso

Un estudio del Instituto de Nutrición de la Universidad de Tennesse piensan que el calcio puede jugar un papel clave en el metabolismo de las células de grasa, los adipositos, inhibiendo la formación de grasa y promoviendo la lipólisis o destrucción de ésta.

Las recomendaciones han cambiado y no hace falta escoger leche o lácteos desnatados, sino tomas raciones pequeñas con moderación.

Para adelgazar puedes tomar un vasito de leche entera y escoger yogures naturales, quesos frescos, requesón y cuajadas, en los tentempiés entre horas como picoteos” sanos y saciantes.