¿Por qué algunos hombre cuando se les proponen en el gimnasio algo nuevo para perder peso salen corriendo?

Lee atentamente estas alternativas.

Hace algunos años, se llevaban los pantalones campana y las botas de cowboy, también se decía que el vinagre de manzana ayudaba a adelgazar, que tomar aspirina te aliviaba la fatiga después de una sesión de entrenamiento y para perder barriga lo mejor era hacer abdominales. Han surgido nuevas teorías, que desmienten estas.

Por ejemplo hoy se sabe que para perder medio quilo de grasa corporal, tendríamos que hacer 100 abdominales al día durante 7 años. No puedes perder peso con tácticas pasadas de moda.

En los 90 se pensaba que el ejercicio aeróbico era el mejor para perder peso, pásate a los ejercicios intervalicos de intensidad variable. Debes combinar ejercicios aeróbicos y anaeróbicos, al estilos Fartlek (Jugar con la velocidad) ¿Qué consigues? Al acelerar tu metabolismo durante el ejercicio quemas tantas calorías en las horas posteriores como durante el entrenamiento en sí. “carga más, para pesar menos.

Combina dieta y ejercicio. A medio plazo, es la única estrategia que funciona para no ganar rápidamente el peso perdido, piensa que, cuando lo basas todo en comer menos, básicamente pierdes líquidos, que luego se recuperan muy fácilmente. En lugar de esto, es más inteligente intentar rebajar la grasa al mismo tiempo que trabajas los músculos. Es posible que a corto plazo los resultados no sean tan espectaculares, pero sí mucho más duraderos.

Porque nos fiamos de la dieta que ha hecho, el amigo, vecino o primo,
quizás lo que sirve a uno, no es bueno para el otro.

Es importante comer hidratos de carbono, para una persona que hace regularmente ejercicio y que se come un plato de pasta no lo metaboliza de igual forma que otra de su mismo peso y altura que lleva una vida sedentaria. Hay que ajustar la cantidad de hidratos de carbono al ejercicio que hacemos en el momento que lo realizamos.

Elegir lo que comemos en función del ejercicio que hacemos. Durante mucho tiempo los hidratos estaban en la base de la pirámide nutricional. Ahora los expertos se decantan por sustituirlos por el ejercicio físico. Si te mueves mucho, un 60% de tu alimentación debe ser carbohidratos, Lo ideal es comerlos el día que sabemos que los vamos a quemar, o cuando ya los hayamos quemado.

Se dice que haciendo ejercicio con varias camisetas superpuestas quemamos más calorías. Hay personas que incluso en pleno verano parecen cebollas por la capas que llevan de ropa, hay veces que este estilo “cebolla” se sofistica y entre la primera camiseta de algodón y la segunda, se introducen plásticos para sudar más, pretendiendo eliminar más grasa. Hacer deporte envuelto en plástico como un fiambre o con varias sudaderas encima, no sirve para perder grasa, si no agua. El sudor no contiene grasa, por lo que no cuenta a la hora de quemar tejido graso. Por el contratarlo si no bebes agua te cansas más , por lo que tendrás que terminar antes tu sesión , en consecuencia , quemas menos calorías. Lo mejor es ponerte la mejor camiseta que tengas, (si te sientes que te mira la gente, rendirás más)