¡Llega el calorcito y tenemos que quemar grasas y calorías!

No hay excusas, no puedo ir al gimnasio, las cuotas son altas, estas lejos de casa…. Las clases no son compatibles con mis horarios. ….. Ahora ya no tienes excusas

Andar, todo son beneficios:

  1. Quemas más calorías, el constante movimiento implica mayor sudoración y por tanto acelera el metabolismo y ayuda a perder peso.
  2. Mejora el tono muscular. Tonifica el musculo que es el horno donde se quema la grasa y los músculos se definen más.
  3. Fortalece el corazón y los pulmones,
  4. Reduce el colesterol
  5. Disminuye la grasa corporal, es el deporte más antiguo y sencillo para quemar grasas. El gasto extra de calorías se traduce en perder kilos de más.
  6. Mejora la elasticidad de las articulaciones.
  7. Reduce las ganas de comer. El motivo es porque después del ejercicio el cerebro no manda tanta sangre al estomago, sino que la concentra en los músculos.
  8. Evita el picoteo. Hay un estudio que asegura que caminar reduce la ansiedad por comer dulces entre horas.
  9. Mejora a cualquier edad. Un mejor estado físico rejuveneces. Con 50 años puedes tener mayor capacidad de rendimiento físico que con 30 sin entrenar.

Si inviertes 30 minutos diarios, cambiando de ritmo, alternando momentos de caminata muy rápida, e incluso trote con caminata lenta 5 veces por semana quemaras unas mil calorías semanales.

Si además añades una cuesta arriba en tu ruta, puedes utilizar los arboles como apoyo y realizar algunas flexiones de pie para ejercitar pecho y brazos, también puedes usar unas mancuernas para ejercitar mas y mejor los brazos. Si realizar marchas de 40 minutos diarios 5 veces por semana, puedes quemar hasta 1.800 calorías semanales.