La mayoría de la gente que deciden hacer dieta no está bien asesorada y dejan de comer de forma caprichosa, comen menos o acuden a dietas estrictas que prometen adelgazamientos rápidos y que, en muchos casos, son inadecuadas y pueden poner en peligro su salud. Sólo el 20% acude como primera medida a hacerse un chequeo, y son frecuentes los remedios caseros, los consejos de la amiga que adelgazó recientemente y no se dan cuenta que lo que funciona con una persona, no le viene bien a la siguiente.

Mas de la mitad de los españoles adultos ha comenzado en alguna ocasión una dieta sin consejo médico, de ahí que los especialistas llamen la atención sobre el peligro para la salud representa la automedicación y la iniciación de las dietas no ortodoxas sin previo asesoramiento de un especialista.

Existen muchos tipos de dietas adelgazantes y el fin de todas es la pérdida de peso.

Nuestro organismo necesita determinadas cantidades de energía para mantener su metabolismo, y nosotros se las proporcionamos a través de los alimentos, pero si estos son hipocalóricos, al ingresar menos calorías de las que consumimos, comenzaremos a perder peso con regularidad.

Aunque existan factores de importancia para regular nuestro peso, como la herencia, la cantidad de tejido graso, la constitución corporal, las hormonas, el estrés, la vida sedentaria, la actitud psicológica y las emociones, se debe tener claro que si se comen mas calorías de las que se gastan, siempre se engorda. Por el contrario se comen menos calorías de las que se gastan, se adelgaza.

Las dietas para adelgazar mas sanas deben estar formadas por la mayor variedad posible de alimentos. La característica mas frecuente es que el contenido calórico de la dieta sea bajo y que esté compuesta por alimentos hipocalóricos.

Consejos

  • Adelgazar suele ser beneficioso para la salud. Si se realiza de forma inadecuada y sin control, puede perjudicarla seriamente.
  • No hay que eliminar de forma total ningún alimento, los que proporcionan más calorías, disminuirlos en cantidad.
  • Consumir preferentemente alimentos frescos y naturales, poco elaborados y poco condimentados.
  • Perder peso lentamente. Las pérdidas intensa en poco tiempo pueden dar lugar a desequilibrio metabólicos y perjudicar la salud.
  • El ejercicio físico es imprescindible para ayudar a gastar calorías y mejorar la estética y el tono vital.
  • Recordar que el bajo aporte de calorías en la dieta da lugar a sensación de frío, cansancio, apática e irritabilidad.