Se tiene la idea de que lo mejor para quemar grasa y bajar de peso es realizar ejercicio aeróbico ligero.

Sin embargo Hoy en día sabemos que este criterio es muy limitado para llegar a conseguir quemar grasa y bajar de peso de forma significativa.

Lo ideal es una combinación de entrenamiento con resistencias y trabajo cardiovascular variable.

Es acertando comenzar los primeros días con trabajo aeróbico ligero, pero fundamentalmente porque en estas situaciones de sobrepeso y baja forma física es prácticamente la única opción viable, para poder empezar a bajar de peso .
Mi consejo es que pasadas las primeras sesiones, comiences a realizar un entrenamiento de tonificación, un circuito en máquinas es la mejor opción, verás porque el beneficio es doble:

Beneficio 1
Una mejora en los niveles de fuerza muscular te permitirá un mayor rendimiento en las contracciones musculares de tu trabajo cardiovascular y por tanto, un mayor aguante para conseguir mayor consumo calórico y bajar de peso.

Muchas personas comienzan con buenas intenciones y motivados pero a las pocas sesiones , se sienten fatigados, sobrecargados y comienza una desmotivación , no aguantan el mínimo de tiempo de entrenamiento necesario para ver los primeros resultados, y comenzar a bajar de peso se genera desmotivación y acaban abandonando el programa.

Para evitar esta situación, hay que comenzar a tonificar tus músculos, conseguirás mejorar tu resistencia muscular y podrás conseguir sesiones mas prolongara de trabajo cardiovascular, retrasando la fatiga muscular. Además ganarás en variedad, resultara más ameno y motivarte y comenzaras a bajar de peso. Una hora andando en una cinta es algo muy monótono y tremendamente aburrido.

Beneficio 2
La mejora del tono muscular produce un coste metabólico mayor que ayuda a elevar el metabolismo, consiguiendo gasto energético durante el día más elevado y ayudándote a bajar de peso .

El músculo es un tejido que necesita un gran mantenimiento a nivel fisiológico, cuanta mayor cantidad de masa muscular activas, mayor energía invertirá tu organismo.
Por esta razón personas que incluyen entrenamientos de fuerza, necesitan mayores cantidades de nutrientes. El resultado es que puedes comer mas, los nutrientes van al mantenimiento de esa masa muscular y las posibilidades de tener un excedente y que se conviertan en grasa se reducen considerablemente para bajar el peso.