La mayoría de las personas que se ponen a dieta para perder peso se plantean seguir un plan restrictivo de alimentación durante unos meses para perder los kilos que se han propuesto. La dieta es un sacrificio que requiere fuerza de voluntad y aislamiento social durante un tiempo, pero una vez que han bajado de peso, el precio es volver a disfrutar de la vida y los placeres de la comida.

El fallo esta en que con estas dietas estrictas para bajar de peso, se vuelve a recuperar y las personas entran en un ciclo constante de ahora estoy a dieta ahora no, cada vez resulta mas difícil poder bajar de peso y mas fácil recuperarlo.

Las dietas inteligentes para perder peso son dietas normales, compatibles con la vida diaria. Te permite salir a cenar con amigos, comer un poco de todo y no requieren medidas drásticas. Desde el principio cuentas contigo mismo, con tu fuera de voluntad, para perder peso.

Son individualistas, requieren cambiar de mentalidad a la hora de comer y vivir, una transformación personal y consciente. Por eso funcionan por no sientes que estas a dietas, sientes que esta cuando y aprendiendo a comer bien y puedes bajr de peso y seguir así toda la vida.