Para bajar de peso incluye en tus desayunos siempre una fruta, cereales y algún lácteo, en la cena siempre una fuente de proteína (carne o pescado) acompañado de una ensalada.

Bebe abundante agua, antes y durante tus entrenamientos, y a lo largo del día, lleva contigo una botellita de agua.