Tienes varias dietas de la piña pero su uso más aconsejable es como una dieta de choque para bajar de peso y sobre todo combatir la retención de líquidos.

Normalmente dentro de un planteamiento de una dieta equilibrada y según el sujeto no es aconsejable usar la dieta de la piña más de 2 o 3 días por semana.

¡Y la dieta de la piña no significa que solamente debes de comer piña!

En líneas generales se trata de sustituir las comidas de media mañana y la merienda solamente por piña natural o en su jugo (nada de almíbar) y en la comida principal sustituimos el primer plato por mucha piña pero debe de haber un segundo plato con proteínas como por ejemplo pollo o pavo a la plancha y no comeremos postre.

Algo similar pasa con la cena, el primer plato piña, de segundo podrían ser por ejemplo una tortilla de dos yemas y una clara y nada más.

Otro consejo para sacarle más partido a las dietas de la piña es tanto en la comida como en la cena acabar con una infusión.