Las dietas de choque sirven para ayudarnos en bajar de peso tanto líquidos como grasas, hay diferentes tipos de dietas de choque pero todas las buenas tienen algo en común, solamente se emplean una o dos veces máximo por semana formando parte de una dieta equilibrada para bajar de peso.

¡NUNCA debes seguir una dieta de choque más de un día!

A veces seguimos nuestra dieta para bajar de peso y no logramos los resultados esperados, en este momento es dónde podemos incorporar una dieta de choque.

Os dejamos cuatro ejemplos de dietas de choque sencillas y muy eficaces.

La dieta de los champiñones

La dieta de la piña

La dieta de los espárragos

La dieta de las espinacas