Los Pros y contras de las dietas mas famosas, hoy analizamos la dieta dukan y la dieta de la zona

La dieta Dukan, es la forma más rápida para perder peso. Vamos a ver sus ventajas e inconvenientes.

Ventajas de la dieta Dukan:

Listado de alimentos amplio (100 en total, dividido e proteínas y vegetales) y con un libro de recetas.
No se pasa hambre (por la elevada concentración de proteínas y la avena). Plan motivador por la pérdida de peso rápida. Sin embargo, la recuperación de peso también es rápida, si no se siguen el modelo de alimentación de por vida.

Inconvenientes de la dieta Dukan:

La primera fase es difícil de seguir, ya que sólo permite proteína pura de origen animal. Existe la posibilidad de sufrir hastío por el elevado contenido de en este nutriente y la monotonía de esa fase.

Puede generar problemas gastrointestinales. Carencia de vitaminas y minerales. No es apta para las personas que necesitan perder poco peso (sobre 5 kilos) .
Posibilidad de sufrir estreñimiento. Mal aliento y boca seca. Sensación de cansancio y/o agotamiento por la rápida pérdida de peso. Riesgo de que aumenten los niveles de colesterol, por el exceso de proteínas.

Vamos a analizar las ventajas e inconvenientes de la dieta de la Zona, con esta dieta se pierde gradualmente y quemamos 5 kilos en 6 semanas.

Ventajas de la dieta de la zona:

Ayuda a mantener establecer los niveles de glucosas e insulina y a mejorar los datos de triglicéridos y el colesterol. Aumenta el rendimiento físico y mental, gracias a la correcta proporción de macronutrientes, nos hace sentir con más energía y vitalidad. Mejora la calidad del sueño. Aumenta la capacidad antioxidante y reduce la aparición de radicales libres, lo que ralentiza el proceso de envejecimiento.

Inconvenientes de la dieta de la zona:

Hay que ser muy constante y muy disciplinado. Es complicado mantener a rajatabla las correctas proporciones de macronutriente 40%-30%-30% de glúcidos, proteínas y lípidos respectivamente.
Estar pendiente que no pasen más de cinco horas entre comidas porque puede dispararse el nivel de insulina lo que alteraría la glucosa en sangre.

Los diabéticos no deben seguir este plan porque la ingesta de carbohidratos es insuficiente. Esta desaconsejada a los hipertensos (por el sodio) y a los que tienen enfermedades renales, ya que los niveles de proteínas de fosforo y de potasio son altos. Tampoco con problemas cardiacos por para pacientes con problemas cardiacos por los exceso de grasas.

Esta dieta es posiblemente la más parecida a nuestra alimentación mediterránea, pero sigue siendo desequilibrada por la falta de determinados hidratos de carbono (derivados de la harina refinada, pasta y patata o arroz, aunque se admiten cereales integrales.

Esta dieta es la mas aceptable siempre y cuando este supervisada por una profesional