¿La conocéis? , Esta dieta para bajar peso te enseña a comer de forma sana, esta basada en sencillas etapas, con ella es puedes perder peso y mantenerlo que es lo mas importante.

La dieta de la Clínica Mayo esta pensada para cuidar la línea de una manera sana y duradera, se divide en dos fases con un fácil seguimiento. Cualquier persona que se lo proponga puede perder peso y no recuperarlo y lo mas importante sin dejar de comer bien y disfrutar.

Es una forma progresiva y saludable de perder peso. Comer es uno de los mayores placeres que existen. Aquí añadimos alimentos que no sólo son sanos, sino también sabrosos. Esta dieta para adelgazar no se centra en un tipo de alimentos, sino que promueve consumir una gran variedad de ellos, haciendo énfasis, en frutas, verduras e hidratos de carbono complejos. El resultado es una alimentación rica en fibra y pobre en grasa saturadas, que ayuda a modificar el balance energético y promueve la pérdida de peso. Además, para perder peso con la dieta de ña clínica Mayo es importante la práctica del ejercicio físico como complemento.

Con la primera etapa: Cambiamos hábitos, esta basada en dos etapas “Piérdelo y Vívelo” La primera consiste en un inicio rápido, dura 2 semanas en la que se puede perder entre 3 y 5 kilos, y se basa en un cambio de hábitos. Y después la pérdida de peso es más gradual, de 0,5 a 1 kilo por semana. Esta perdida se considera saludable y garantiza que no habrá efecto yoyo.

Incorporar 5 hábitos: un desayuno completo y sano cada día (cereales, fruta y lácteos desnatado); consumir al menos 4 raciones de frutas y verduras al día; tomar hidratos de carbono complejos (pan, pasta y arroz integral, avena, etc.) Elegir grasas saludables (aceite de oliva, nueces…) e incrementar la actividad física (por lo menos a 30 minutos al día).

Eliminar 5 hábitos: no comer delante de la televisión; limitar el consumo de azúcar (dulces, azúcar blanco o de caña, chocolate, miel, etc.) entre comidas, solo tomar fruta o verdura (nada de bocadillos o tentempiés dulces o salados; reducir el consumo de carne y optar por los lácteos desnatados, y no abusar de las comidas y cenas en restaurantes (a los que acudiremos solo si la oferta de comide encaja con el programa).

Adoptar 5 hábitos extras: Llevar un diario de todas las comidas (incluidos los tentempiés), llevar un diario del ejercicio físico que realizamos, incrementar el nivel de actividad gradualmente a por lo menos 60 minutos de ejercicios de intensidad moderada diaria, priorizar los alimentos frescos (limitar los precocinados y muy procesados) escribir las metas diarias para mantenerse motivados durante el proceso de pérdida de peso.