Dentro de las dietas de choque como la dieta de los champiñones o la dieta de la piña también podemos englobar la dieta de las espinacas.

Igualmente que las demás dietas de choque no son dietas para seguir continuamente sino para hacerlas uno ó dos días por semana.

La dieta de las espinacas es un poco más baja en proteínas y en calorías pero alto en fibras, mejoraremos en retención de líquidos y algo en grasas.

› Empezaremos por nuestro desayuno habitual que consta de:

– Leche desnatada con café o descafeinado

– 2 biscotes integrales con confitura light ó queso fresco de burgos desnatado ó jamón de york ó fiambre de pavo

› A media mañana nuestra dosis habitual de 1 ó 2 piezas de fruta

› En la comida ya incluimos las espinacas:

– Unas espinacas rehogadas con ajos tiernos

– Pescado blanco a la plancha o al vapor

– Infusión

› La merienda seguimos con nuestras frutas y podemos tomar 1 ó 2 piezas más de fruta

› Y en la cena seguimos con las espinacas:

– Un revuelto de espinacas con 1 huevo y gambas

– Un Yogur desnatado

– Una infusión