La dieta de los champiñones es quizás no tan famosa como la dieta de la piña, ambas son dietas de choque para bajar de peso, y conforme os hemos explicado en la dieta de la piña no debemos abusar de ellas y solamente seguirlas entre 2 y 3 veces por semana máximo.

La Universidad John Hopkins, de Baltimore (Estados Unidos), ha descubierto que la ingesta del champiñón ayuda, de una manera muy importante, a controlar el peso de las personas.

La dieta del champiñón nos proporciona bastantes hidratos de carbono (+/-36%), Proteínas (+/-25%) lípidos y fibra siendo bajo en grasas.

Una ventaja muy buena de la dieta de los champiñones es el que no significa que vas a estar todo un día solamente comiendo champiñones ni vas a pasar hambre.


› Empezaremos por nuestro desayuno habitual que consta de:

– Leche desnatada con café o descafeinado

– 2 biscotes integrales con confitura light ó queso fresco de burgos desnatado ó jamón de york ó fiambre de pavo

› A media mañana nuestra dosis habitual de 1 ó 2 piezas de fruta

› En la comida ya incluimos los champiñones:

– Champiñones salteados con ajo y perejil. (es importante incluir tanto el ajo como el perejil)

– Carne magra o pollo sin piel a la plancha

– Infusión

› La merienda seguimos con nuestras frutas y podemos tomar 1 ó 2 piezas más de fruta

› Y en la cena seguimos con los champiñones:

– Podemos hacer una crema de champiñones casera con caldo vegetal y una cucharada de aceite y comer un huevo duro ó una tortilla (de 1 huevo) ó sustituir el huevo por una ración de pescado blanco.

– Si no optamos por la crema y el huevo o el pescado podemos hacernos un revuelto de champiñones con 2 claras y una yema

– Un Yogur desnatado

– Una infusión