• Adelgazar sin flacidez– Hoy Miranda nos trae un buen ejemplo del por que es tan importante mezclar deporte y dietas para bajar de peso. hemos comentado en varios posts las desventajas de las dietas para bajar de peso rápidamente y sobre todo hemos recalcado lo importante que es combinar los ejercicos para adelgazar con una dieta equilibrada para perder peso.
    No lo dudes la combinación de los dos da unos resultados impresionantes.

    ejercicios para perder peso

    ejercicios para perder peso

  • El segundo temores de hacer una dieta para adelgazar después del efecto rebote es la flacidez. No solo se ve mal, sino que afecta la piel y los tejidos.

    La solución es simple: haz dieta con ejercicio. Ya sé que es esto a muchos los desanima, pero un cuerpo firma se logra solo con trabajo, pero también contribuyen lo siguiente:

    Evitar las dietas milagro: como las dietas disociadas o de un solo alimento. Si bien pueden hacer “el milagro” de hacerte bajar de peso en poco tiempo, no lo logran así como así, la falta de nutrientes que aportan deterioran la salud de la piel.

    No dejar de comer: si tu dieta no es solo desequilibrada sino también restrictiva, olvídate de ella porque eres potencial víctima del efecto rebote.

    No dejar de comer proteínas: las proteínas contribuyen a la producción de colágeno y elastina, sustancias que contribuyen a la firmeza y recuperación de los tejidos, y prevenir la pérdida de elasticidad.

    Comer grasas saludables: los ácidos grasos omega 3 y omega 6 –presentes en frutos secos, pescado y aceite de oliva – son necesarios para la regeneración celular y la absorción de vitamina A que protege los tejidos.

    Hidratarse: beber una buena cantidad de agua al día permite la circulación de la sangre, lo que favorece a los tejidos de sostén del organismo.

    Como ves, evitar la flacidez no es nada del otro mundo, nada de lo que he mencionado está fuera tu alcance. Así es que pon una balanza estas medidas anti flacidez y los resultados de no hacerlo, a ver cuál gana…

    Fuente: www.nutrición.pro