El entrenamiento de intervalos y una alimentación saludable es la mejor solución para combatir la obesidad. Recientes investigaciones llegaron a esta conclusión analizando los resultados de “Kilo Actif” un programa de nueve meses para el tratamiento de la obesidad mediante el ejercicio y la alimentación saludable.

Los participantes que mejores resultados obtuvieron y que mas valoraban sus entrenamientos fueron los que realizaron sesiones en que se alternan periodos cortos de esfuerzo intenso y periodos de descanso, lo que permite un tiempo de entrenamiento mas largo en pacientes obesos.

El entrenamientos consiste en un elevado número de series muy cortas (de entre 10 y 30 segundos) a máxima intensidad, dejando descanso completo entre series. Entrenar así promueve la pérdida de grasas, especialmente entre las sesiones, no mientras las estas realizando, y mejorará tu potencia.

Un Entrenamiento Quemagrasas.

destruye la grasa con ejercicios a intervalos

destruye la grasa con ejercicios a intervalos


¿En que consiste? En entrenar en ayunas, entrenar con tus reservas de glucógeno al mínimo, para lo que no debes comer ni antes ni durante el entrenamiento, que debe ser ligero, tienes que estar bien hidratado.

Esto obliga a tu cuerpo a utilizar las grasas almacenadas como combustible, consiguiendo un buen entrenamiento quemagrasas. En esta fase inicial de entrenamiento es recomendable incluir una o dos sesiones de este tipo a la semana, que no será posible más adelantes, cuando se realicen entrenamientos mas intensos para mejorar el estado de forma.