La respuesta SI y NO. Por medio del ejercicio aeróbico de larga duración logramos activar el metabolismo y acelerar el consumo energético. La energía que necesitamos proviene del glucógeno que se acula en los músculos, del glucógeno que se almacena en el hígado y también de los ácidos grasos en sangre que provienen de los depósitos grasos. El ejercicio no distingue de dónde viene la grasa que se quema como combustible. De hecho puedes correr un maratón y apenas perder grasa de las piernas, reduciéndose tu grasa de la zona abdominal o de otro sitio que sólo tu genética tiene definido. La pérdida de grasa con el ejercicio aérobico es general u no local.

Con los trabajo de tonificación tampoco se consigue perder grasa de forma localizada, por muchos abdominales que hagas no conseguirás eliminar tu barriga que por una parte el consumo calórico de este tipo de tarea es bajo, por otra parte la grasa se moviliza desde la zona que más fácil le resulta y se resiste a quemarse en las zona más difíciles para cada personal.

SE PUEDE. Lo primero es negar los productos milagros, no existe una poción mágica que se aplique a una zona concreta y que ésta empiece a perder grasa como resultado. Sin embargo sí que hay cosméticos con principios activo s naturales que logran mejorar y activar la circulación localmente y de esta forma ayudan a perder grasa de manera mas efectiva , siempre y cuando su aplicación s complemente con una rutina de entrenamiento regular y una dieta apropiada para reducir grasa. Estos cosméticos además facilitan el drenaje del agua subcutánea y algunos además reafirman la piel suavizándola.