¿Eres adicto a la comida?

Toda esta dentro de nuestro cerebro, los últimos descubrimientos muestran que las mentes de las personas que comen en exceso se asemejan a las de los toxicómanos.

No es necesario que vayas a un psicoterapeuta, lo único que necesitas es cambiar tus hábitos de recompensa.

El problema de hoy en día es que nos pasamos la mayor parte del tiempo sentados en nuestros despachos (o tirados en el sofá de casa) por lo que quemamos muchas menos calorías que nuestros antepasados, aunque sigamos compartiendo con ellos el placer que le provocan a nuestro cerebro los alimentos ricos en grasas y de alto contenido en azúcar. Los alimentos que deseamos, no son lo que realmente necesita nuestro organismo.

Conseguir que las calorías que ingerimos duren mas, hay que elegir alimentos que contengan nutrientes y que nos ayuden a mantener la energía.

Lo ideal es tomar entre 20 y 40 gramos de proteínas en cada toma y entre 25 y 35 gramos de fibra a lo largo del día, Esto satisface el apetito, a la vez que contribuyen a disminuir la necesidad de comer en exceso, y nos ayudará a olvidarnos de antojos, consiguiendo que consumamos menos calorías en la siguiente toma. Incluso si vamos a un restaurante con un buffet de pizzas.