Un estudio publicado en Journal of Nutrition y realizado con casi 3.000 hombres de mas de 50 años.

Aquellos que habían tenido un consumo mas alto de azúcares e hidratos de carbono de alto índice glucémico, habían desarrollado mayor pérdida de oído con el paso de los años que los que tenían una dieta baja en este tipo de alimentos.

No se trata de una pequeña diferencia. El riesgo es de un 76% mayor. Los investigaros cree que los altos índices de azúcar en sangre pueden acabar dañando el oído.