El saltarse comidas es una conducta bastante nociva tanto para nuestra dieta para bajar de peso como para nuestro nivel de voluntad, es un hecho que saltarse por ejemplo el desayuno provoca el efecto contrario, o sea engordamos en vez de perder peso. También debemos saber que las calorías del desayuno son las que menos engordan, nuestro cuerpo los quema más fácilmente y se convierten menos en grasa corporal.
Nuestro cerebro funciona con glucosa, consecuentemente el no desayunar solamente hará que en la siguiente comida lo más seguro te pegarás un atracón y no hablemos de nuestro rendimiento. Una regla bastante famosa es que si te saltas una comida, te atiborrarás en la siguiente.

Una forma sencilla de combatirlo es llevar un diario de comidas y bebidas diarias, organizar y distribuir las calorías en cinco comidas, tres principales de unas 500 calorías y 2 secundarias entre 100 y 200 calorías.
Recuerda que nuestro cuerpo ya consume entre 1800 y 2200 calorías al día y ponerte una dieta muy severa solamente consigues empeorar tu metabolismo, es mucho más eficaz una dieta de solamente 500 calorías menos de las que necesitamos diariamente.

Para los que ponen la excusa de que no disponen de tiempo ahora podemos comprar unos packs de menús preparado por profesionales de la nutrición llamado “Dietapack”, hay uno para hombres y otro para mujeres.
Más información en www.dietapack.com