Pues es otro mito falso, si hay que brindar mejor con una copa de vino tinto que con otro tipo de alcohol pero no deja de ser una bebida alcohólica y con un aporte calórico bastante elevado.

Recordar que al final del día la diferencia en bajar de peso o no esta en la suma de las calorías ingeridas y la que nuestro cuerpo quema.

La cantidad de vino tinto que podemos tomar en una comida es de un vasito pequeño, todo lo demás es igual a ingerir más calorías vacías. Recordad que 3 a 4 vasos de vino al día equivalen a una sesión de una hora en el gimnasio.

Las ventajas que se atribuyen al vino tinto están basados en que es una bebida muy rica en antioxidantes, tiene un efecto de protector cardiovascular y además antienvejecimiento por el contenido en resveratrol.

Un vaso de vino tinto para la dieta

Un vaso de vino tinto para la dieta