Hoy en día en nuestra alimentación tendemos a ingerir demasiados carbohidratos. La ingesta en exceso de los carbohidratos es en la mayoría de los casos uno de los culpables más importantes de nuestro exceso de grasa y no las grasas en sí.

Por ello ya os hemos indicado muchas veces que es un error suprimir las grasas de cualquier dieta, sea para bajar de peso, para quemar la grasa o simplemente una dieta sana. de hecho en una dieta equilibrada debemos incluir +/- un 20% de grasas (sanas).

Si moderamos la cantidad de hidratos de carbono y aumentamos las proteínas estaremos en el buen camino para cualquier dieta.

Ahora tenemos tener en cuenta otro factor muy importante y es el cuándo, si no es suficiente con tomar menos carbohidratos y más proteínas si no debemos saber cuándo ingerir unos y otros.

Si sigues esta sencilla regla verás como los resultados no se hacen esperar, se trata de consumir de más a menos carbohidratos conforme avanza el día y viceversa con las proteínas. Sencillo pero muy eficaz.