No es lo mismo estar en tu peso que estar sano, a ver si me explico un poco mejor, no debemos tomar como referencia solamente el peso que marca nuestra báscula. Hay otros indicios a tomar en cuenta y si no disponemos de una báscula que nos dé información adicional como índices de líquidos y grasas podemos recurrir a un sencillo truco de toda la vida.

Se trata de medir la cintura, ya hay infinidades de estudios que han demostrado que un exceso por ejemplo en la circunferencia de la cintura está directamente relacionado con sufrir enfermedades como la diabetes o sufrir un infarto.

Los perímetros de nuestra cintura fluctúa con la edad pero en líneas generales puedes seguir la siguientes medidas y si las superas o estas cerca deberías acudir a algún profesional para pedir consejo.

Hombres: superior a 120 cm
Mujeres: superior a 107 cm