Bueno, si somos conscientes que comer patatas fritas no nos ayuda en nuestra dieta para bajar de peso ya estamos en el buen camino y la penitencia será asumir lo que nos va a costar quemar las calorías y grasas de una ración de patatas fritas.

Cuidado con las patatas fritasEl problema de las patatas fritas son realmente las grasas, la patata en si no es lo que engorda, de hecho una dieta equilibrada incorpora la patata pero no frita.

Las patatas fritas aportan más o menos 400 calorías y 20 gramos de grasa por cada 100 gramos, una ración son aproximadamente 200 gramos o sea nos estamos metiendo unas 800 calorías y 40 gramos de grasa.

Cada gramo de grasa equivale a +/- 7 calorías, o sea solamente para quemar las grasas ya debemos quemar unas 300 calorías (de grasas).

Si salimos de la base de que nuestra penitencia es compensar el pecado con unos ejercicios para quemar grasas, preferiblemente aeróbicos, entrenando a un ritmo medio en el cual del total de las calorías quemadas el 50% sean grasas debemos por lo menos quemar unas 600 calorías para garantizar que hemos quemado las grasas y luego otras 200 calorías más para cubrir la ración de patatas fritas.

Esto equivale a por lo menos una hora y media de elíptico.