Si te entrenas en una ambiente frío activas un tipo de grasas que te ayuda a perder peso. Se llama grasa marrón.

Unos cientificos de la universidad de Gotemburgo (Suecia) han observado que con el frío la grasa marrón reduce la grasa normal. Solo con pasar 1 minuto a 4ºC se activa el proceso.

También se observó que hacer ejercicio con luz del día activa la combustión de quemar esas grasas.