La berenjena es otro alimento que no debería de faltar dentro de una dieta sana, tanto si seguimos una dieta para perder peso o una dieta sana de mantenimiento.

La berenjena contiene una alto % de compuestos fenólicos y esto siempre es bueno para nuestro organismo. Los compuestos fenólicos son antioxidantes que combaten las enfermedades.

Pues ya los sabes, la siguiente vez que vas a hacer la compra incluye unas berenjenas en la cesta de la compra, pero ojito a la hora de prepararlas, hay recetas muy ricas con poco contenido calórico pero también hay recetas dónde las calorías y sobre todo la ingesta de grasas se dispara.
Una forma sana de prepararlas es cortar las berenjenas en dados, un poco de sal y los sofríes en una sartén antiadherente con un poco de aceite de oliva, una vez sofrito las dejas a fuego lento y en pocos minutos ya las tienes listas.