salHay estudios recientes que vinculan la ingesta de sal con la liberación de opioides vinculadas a la recompensa, o explicado de una forma más sencilla, las comidas saladas provocan una adicción ya que según este estudio fomentan el placer o la recompensa.
Los alimentos con altos contenidos en sodio podrían estimular el centro del placer de nuestro cerebro, la consecuencia es que nuestro cerebro necesita cada vez más sodio para lograr el mismo nivel de placer.
Como en toda las dietas para bajar de peso debemos seguir una dieta sana y equilibrada, normalmente pasar totalmente de ciertos ingredientes es perjudicial a medio largo plazo, evidentemente si nos pasamos comiendo tentempiés salados nuestra dienta fracasará.
Tampoco todas las sales son iguales, la sal corriente puede que sea perjudicial pero hay muchos tipos de sales por ejemplo los sales de Schüssler que aportan muchos beneficios a nuestro organismo.