Según un estudio reciente de la universidad de Newcastle (Inglaterra) hay una sustancia (la alginata) que se encuentra en las algas de tipo Kemp que reduce la ingesta de grasas hasta en un 75%.

Los investigadores se muestran muy satisfechos con las pruebas realizadas y consideran que si consiguen combinar las ventajas de la alginata con alimentos básicos muchas personas se pueden beneficiar y lograr perder peso y sobre todo grasas.

El equipo investigador descubrió que la alginata reduce la ingestión de grasas del organismo hasta un 75%.

La alginata es un tipo de fibra que se halla en el kelp, una especie de alga parda frecuente en nuestras costas.

El porcentaje de reducción de ingestión de grasas es mucho mejor que lo que ofrece la mayoría de los tratamientos contra la obesidad.

Esperemos que lo consiguen y obtener así un aliado más para bajar de peso.