Ya sabemos que si queremos adelgazar existen varios métodos, tenemos dietas para bajar de peso rápidamente como la dieta de Atkins, la sopa quema-grasas ó la dieta South Beach pero al final muchas de estas dietas nos condicionan mucho a la hora de comer o incluso se trata de comer muy poco cantidad para perder peso.

Independientemente del resultado y sus efectos secundarios como trastornos de metabolismo, el indeseado efecto rebote, etc. debemos ser consientes que para bajar de peso es una simple cuestión de suma y resta, un poco de voluntad y aprender a conocer lo que comemos y bebemos.

Por ejemplo hay muchos alimentos con calorías negativas, son aquellos alimentos que su ingesta provoca un mayor consumo en nuestro metabolismo que su propio aporte, por ejemplo la dieta de la manzana esta basado en ello, una manzana contiene +/- 100 calorías pero su ingesta (independiente) como merienda provoca un consumo de +/- 150 calorías.

Si empezamos a combinar los alimentos bajos en grasa y algunos con calorías negativas podemos observar que realmente podemos bajar de peso sin pasar hambre y comer bastante cantidad para saciar nuestro organismo.