¿Has pecado, pollo frito con miel?

Pues simplemente asume que no es lo más conveniente, sobre todo si pretendes bajar peso. Una forma de concienciarse es recordar cual sería nuestro castigo y voy más lejos todavía, busca una foto del pecado, la pegas en tu nevera...

Lee mas