Es un truco sencillo pero funciona, muchas veces aun siendo conscientes de que comemos en exceso nos seguimos sirviendo porque lo tenemos fácil, solamente debemos estirar el brazo y servirnos un poco más.

Si estas siguiendo una dieta para bajar de peso ayúdate no dejando nada en la mesa para repetir, prepara tu comida y sírvete la ración que te toque en el fogón y luego te sientes a comer, si te ha sobrado comida se ha quedado en el fogón y por no levantarnos la mayoría de veces ahí se quedará.

La universidad de Cornell en EE.UU ha realizado un estudio y sus investigadores observaron que las personas que se sirven en el fogón o en la encimera comían hasta un 35% menos.

Recuerda que una dieta sana y eficaz para perder peso no es compatible con pasar hambre, pero evidentemente por muy sano que cocines el exceso es el exceso.