Parece una tontería pero cambiar un poco nuestros hábitos a la hora de comprar y ordenar los alimentos nos puede ayudar en nuestro plan para bajar de peso.

Pon orden en tu nevera para perder pesoPor ejemplo procura hacer la compra más pequeña y vez más veces a la tienda, compra solo lo que te hace falta para un o dos días, de esta forma cuando abras la nevera o la despensa no minas tu voluntad con un abanico amplio de comida, además según un estudio psicológico sobre hábitos de consumo al parecer si tenemos menos comida tendemos a comer menos.

El orden también ayuda, podemos esconder la más peligroso en la parte de debajo de la nevera o de la despensa y poner los alimento más sanos a la altura de la vista, tenemos muchas más probabilidades de coger alimentos saludables.

Lo mismo pasa con la mesa, si colocamos toda la comida a la vez tendemos a acabar con todo, sírvete en un plato una ración y aparte el caldero de la vista, verás cómo es más fácil no repetir.