Muévase más.

La mejor forma de bajar de peso rápidamente es incrementar el gasto calórico y para eso basta con salir a caminar todos los días, subir y bajar escaleras o hacer las tareas de la casa con mayor movimiento.

Otra opción es adoptar un perro: es más barato que contratar a un entrenador personal y la obligará a sacarlo a pasear varias veces al día. Si además de sacarlo a pasear por las mañanas el paseo lo convertimos en una sesión corta (15-25m.) de Footing estaremos quemando grasas ya que nuestro metabolismo después de dormir saca la energía de nuestras reservas de grasas. (Si lo hacemos en ayunas, SOLO agua)

Jugar con sus hijos también puede ser una excelente forma de quemar calorías y bajar de peso rápidamente. Retome los patines, la bicicleta y el baile.

Evite usar el coche para ir a cualquier lado, como, por ejemplo, a hacer las compras de todos los días. Vaya caminado y si viaja en colectivo bájese dos paradas antes.