Parece una tontería pero funciona, muchos tenemos la costumbre de servirnos en la mesa o pero todavía de comer en el sofa o en la cama dejando los alimentos a nuestro lado , ¡sobre todo los peligrosos!

Lleve los platos servidos a la mesa. Con la fuente frente a usted será más difícil controlarse.

Destine un solo lugar para comer y evite dejar alimentos cerca de la cama o los sillones.