Para perder 5 kilos en un año sin hacer dieta sólo deberá quitar unas 100 calorías de la alimentación diaria. Para lograrlo reemplace la medialuna del desayuno por una tostada y para ahorrar el doble cambie una porción de tarta de jamón y queso por una de pascualina.

En nuestro artículo “El efecto de modificar hábitos para perder peso” ya os comentamos de preparar una tabla con todo lo que comemos y bebemos durante una semana.

En el truco de hoy simplemente estamos aplicando esta regla de modificar los hábitos, si en vuestra tabla hay un consumo de alcohol tratar de empezar por modificar este hábito.

Ahorrarás mucho más que 100 calorías al día.